Home / Estructura Territorial de la Provincia

Estructura Territorial de la Provincia

  1. LOCALIZACIÓN Y EXTENSIÓN

 

Salcedo está situada al Norte del país, en el Cibao, perteneciendo a la sub-región Cibao Central.

Posee una extensión de 440.043 km2., y está ubicada geográficamente entre las latitudes 191  34′ y 191 14′ y las longitudes 701 14′ y 701 30′.

Está limitada al Norte con la provincia Espaillat, al Este  provincia Duarte, al Oeste provincia Espaillat y al Sur limita con la provincia de La Vega.

Salcedo es la Provincia de menor dimensión territorial del país. Su división político-administrativa está conformada por tres municipios: Salcedo, con el distrito de Jamao, Tenares con el distrito de Blanco y Villa Tapia; cuenta además con 18 secciones y 196 parajes.

 

ZONAS DE VIDA

Las formaciones ecológicas de la Provincia se caracterizan por la presencia de dos zonas de vida: bosques húmedos sub-tropical y bosques muy húmedos sub-tropical. Estas zonas de vida cubren gran parte del Cibao Central y Oriental, las mismas se encuentra a una altura que varía entre 7 y 310 msnm., y una temperatura promedio de 25.71C.

 

BOSQUE HÚMEDO SUB-TROPICAL (BH-S)

Esta zona de vida es localizada en la parte baja de la Provincia, lo que corresponde a la parte Oriental del Cibao.

Las condiciones ecológicas de ésta zona de vida dependen de la influencia de los anticiclones sub-tropicales y la dirección de los vientos alisios.  Las lluvias son más frecuentes en los meses de abril a diciembre, definiéndose una estación seca y una evapotranspiración de un 20% menor que la precipitación media anual.

 

Las precipitaciones varían de 1,000 mm., a 1,300 mm., anuales; con temperatura promedio de 201c., a 241c.

La vegetación natural de ésta zona corresponde a los arbóreos de crecimiento moderado, pero de fácil regeneración. Las especies dominantes son: el capá (catalpa longissima); caoba (swietenía mahogoni); y la palma real (roystonea regia).

 

El uso adecuado para un mejor aprovechamiento agropecuario se orienta a la agricultura intensiva, con buena práctica de manejo, ya que los cultivos son proclives a los ataques de plagas y enfermedades. Los cultivos que frecuentemente se acogen éstas condiciones son los perennes, específicamente el café, cacao, guineo, entre otros.

 

El uso pecuario más común es la ganadería extensiva, principalmente la vacuna, en vista de que ésta zona cuenta con las condiciones adecuadas para el desarrollo de pastizales, especialmente yerba de guinea, pangola y estrella africana en algunos de los casos.

 

BOSQUE MUY HUMEDO SUB-TROPICAL

Esta ocupa la parte Norte de la Provincia, específicamente la zona montañosa, correspondiente a los terrenos accidentados de la Cordillera Septentrional.

El régimen pluviométrico es similar al de la zona de vida anteriormente señalada, pero con una mayor intensidad y de una distribución irregular de las lluvias; sin una estación seca pronunciada.

La evapotranspiración es 60% menos que la precipitación media anual.

La vegetación natural predominante corresponde a una vegetación arbórea exuberante, caracterizada por la presencia de epífitas y parásitas.

En cuanto al uso, el mismo debe estar orientado a la agricultura de especies que soporten alta humedad, el caso de los perennes (café, cacao y frutales); y para los anuales (ñame y yautía)., mientras que para la pecuaria es apropiado para ganadería de carne, por las pocas exigencias de dichas razas.

 

FISIOGRAFÍA

La división fisiográfica de la Provincia comprende dos unidades importantes: la parte Norte, con la Cordillera Septentrional y el Sur con una extensa llanura que colinda, tanto con el Cibao Central como con el resto del Occidental.

La Cordillera Septentrional es el sistema montañoso que ocupa la parte Norte de la Provincia, especialmente de los municipios de Salcedo y Tenares, en ésta parte se observa la parte más baja de dicha cordillera.

Los suelos de la Cordillera Septentrional presentan topografía accidentada, baja precipitación y baja capacidad productiva. En ella nace el principal río de la Provincia (Cenoví) y los diferentes arroyuelos, así como también una serie de ríos que no pasan por la Provincia, pero están en las zonas aledañas. Unos vierten sus aguas sobre importantes ríos (Camú-Yuna), de la provincia La Vega y otros (Boba, Jamao, Blanco) en el Océano Atlántico.

 

Según el atlas geológico y mineralógico de la República Dominicana (1969) , los suelos de la Provincia de Salcedo se han desarrollado sobre los siguientes materiales geológicos:

  • Depósitos lacustres marinos (Q lac), principalmente arcillas calcáreas, los cuales podemos encontrar en toda el área que conforman el municipio de Villa Tapia, y en parte de los municipios de Salcedo y Tenares.
  • Calizas areniscas calcáreas y conglomerados (ocrg), siendo éstos el material subyacente de los suelos que conforman los poblados de Jamao Afuera y parte de los suelos de Tenares.
  • Calizas cárstica (mck). Estos materiales son el material subyacente de los suelos de los poblados Los Cacaos y parte de los de Buena Vista y Jánico Afuera.
  • Calizas y rocas volcánicas, principalmente tobas, las cuales podemos encontrarlas en la parte Este y Norte del poblado de Buena Vista .

La Provincia de Salcedo se puede considerar que presenta un relieve irregular, cuya topografía en su gran parte presenta suelos de conformación ondulada. Cabe destacar que Salcedo es aproximadamente 50% de zona montañosa y el otro 50% es llano, presentando tierras de óptima condiciones para la agricultura, principalmente en la zona del valle.

Se observa que sólo la parte más baja de la Provincia tiene problemas de inundación, tanto por la afluencia de los ríos, por el nivel de la capa freática y por ser demasiado planos, tal es el caso del Municipio de Villa Tapia.

 

SUELOS

El 59.3% del territorio tiene vocación agropecuaria.

Según el uso potencial de los suelos en la Provincia, existen seis (6) clases de suelo, faltando las clases de suelos no cultivables, aptos solamente para parques nacionales y zona de vida silvestre.

De cuerdo a la evaluación edafológica de la Provincia, existe unas 43,530 hectáreas de suelos perteneciente a la clase de capacidad de uso entre I-VII., conformando así la superficie total. De estas tierras un 35.4% corresponden a suelos de la mejor calidad, la clase I., los mismos son terrenos con una alta productividad por sus condiciones topográficas y el buen nivel de manejo.

Debemos destacar la gran dotación de suelos aptos para agricultura intensiva a base de cultivos anuales. Salcedo concentra un 44.1% (19,195 hectáreas) de suelos clases I, II y III.

Por otra parte se puede observar una significativa proporción de suelos clase V y VI, unas 4,572 hectáreas, lo que significa un 10.5% de la superficie total. Estos suelos no cultivables, salvo para el arroz, los mismos tienen vocación para pastos y tienen factores limitantes muy severos. En los mismos se pueden implementar cultivos de montaña con una buena práctica de manejo por las condiciones topográficas, profundidad y rocosidad.

Finalmente, la tierra clase VII son terrenos no cultivables, con aptitud solamente para fines forestales. Esta alcanza una superficie de 19,763 hectáreas, o sea que ocupan un 45% de la superficie de la Provincia. Se recomienda prácticas de conservación y métodos racionales de explotación forestal.

En 1981 existía un total aproximado de 12,400 hectáreas, de las cuales 8,000 fueron tierra de labranza y el resto corresponde superficie con pastos, montes, bosques y otras clases de suelos.

El nivel de utilización es de un 29% de las tierras de uso potencial agropecuario, o sea un índice de utilización muy bajo, y un nivel efectivo de aprovechamiento ineficiente, ya que los suelos no están siendo utilizados según su capacidad de uso, presentándose un conflicto de uso. Tierra aptas para cultivos comunes se encuentran cubiertas de bosques, pastos y malezas.

Conjuntamente con el problema de la sub-utilización de los suelos, se encuentra las deficiencias en la disponibilidades de agua para riego, lo que dificulta que éstos logren un buen rendimiento y productividad.

CLIMA

La Provincia presenta características de clima sub-tropical, influenciado tanto por los vientos alisios como por las condiciones topográficas que se presenten. La precipitación media anual es de 1,345.4 mm., presentándose pequeñas variaciones estaciónales a lo largo de los meses del año.Las máximas precipitaciones se registran en los meses de abril hasta diciembre, que superan los 100 mm., por mes, excepto el mes de junio que registra 83 mm. Los menores valores de precipitación ocurren en enero, febrero, marzo y junio.La evapotranspiración real se presenta en los meses de mayo, abril, agosto, octubre y noviembre, pero la deficiencia o desenlace hídrico se registran durante los meses de junio hasta octubre.La temperatura media anual es de 25.81C. El promedio más bajo se registra en el mes de enero, en el cual llega a 241C. La más alta se registra en los meses de junio hasta septiembre,llegando a un máximo de 27.101C.

RECURSOS HÍDRICOS

En la Provincia de Salcedo, los recursos hidráulicos están distribuido según la precipitación pluvial, en vista de que la misma no cuenta con los canales de riego requeridos por el sector agropecuario. O sea, no existe una zona de riego que se correspondan con las disponibilidades de dichos recursos. Por tanto, es para ser una de las limitantes más significativa que tiene el sector agrícola.

Es importante destacar los serios problemas que confronta Salcedo, debido no sólo a la inexistencia de canales de riego sino a la disminución del caudal de sus principales ríos.

Por otra parte se puede señalar que los principales ríos de la Provincia son Cenoví y Bacuí. El Cenoví nace en la loma Los Cacaos, de Tenares, pasando por el Este de Villa Tapia, para más luego vertir sus aguas al río Camú. En cambio que el río Bacuí nace en la loma Aguacate Arriba, al Oeste de la Provincia Espaillat, quien también desemboca en el río Camú.

Otros ríos y arroyuelos que nacen en la parte montañosa de la Provincia forman parte del potencial hídrico de dicha demarcación, tal es el caso del arroyo Palmar, que nace en Los Cacaos, parando al Oeste de Salcedo, continuando su curso hasta la Provincia de La Vega.En un análisis de las cuencas de dichos ríos encontramos que su mayoría  incluyen zonas situadas fuera de los tres municipios.

Se debe realizar un análisis pormenorizado sobre el régimen de caudales de los diferentes ríos aquí mencionados para determinar si dichos ríos cuentan con el potencial hidrológico suficiente para darle atención a la demanda de la población, tanto para el consumo humano e industrial como para las nuevas tierras bajo cultivo.

 

RECURSOS FORESTALES

Según la capacidad productiva de los suelos, la Provincia cuenta con un 45.4% de la superficie total de suelos aptos solamente para explotación forestal, zona de recreo y vida silvestre, así como para la protección de las cuencas hidrográficas.

En Salcedo predomina el bosque propio de zona húmeda, dada las condiciones climáticas es un área muy boscosa en término relativo. Esto se explica por el tipo de cultivo perenne desarrollado en toda la Provincia, especialmente en los municipios de Salcedo y Tenares.

La actividad económica principal descansa sobre los cultivos de café y cacao. Dichos cultivos requieren de protecciones boscosas para su mejor desarrollo.

Esta zona cuenta con extensa porciones de tierra cubierta de amapola.

Debemos señalar que la situación forestal descrita anteriormente se ve amenazada, tanto por el destino que se les dé a los cultivos de café y cacao como por la extracción intensiva de madera con fines comerciales, sin contar con un plan de manejo.

Otro factor que amenaza la foresta provincial y regional lo constituye la práctica seguida por algunos agricultores: la agricultura migratoria, tala y quema.

En el caso del potencial de suelos para uso forestal, es proporcionalmente igual al de la región y el país. La Provincia cuenta con un 45.4% de la superficie total de suelos clase VII; el Cibao con el 49% y el país con el 50% de suelos de esta clase.

 

RECURSOS MINERALES

En Salcedo no se han manifestado indicios de minerales metálicos, aunque existan reducidos depósitos de minerales ferrocupríferos, aunque no se descarta la existencia de importantes yacimientos, en vista de que ésta Provincia forma parte de una de las sub-regiones de mayor yacimientos del país.

En cambio que para los minerales no metálicos, la Provincia cuenta con importante potencial de rocas calizas y conglomerados calcáreos, las mismas son de singular importancia para el agregado de canteros y para aplicaciones del carbonato de calcio. Este tipo de mineral se localiza en mayor proporción en el Norte de Tenares.

Por otra parte, en lo referente a recursos energéticos, la Provincia no cuenta con potencial explotable, existiendo simple manifestaciones de carbón (lignito).